miércoles, 26 de junio de 2013

Biogás a pequeña escala

La pequeña empresa sueca Hjordnära, localizada en Hjo, incorporará a sus instalaciones una planta de producción de biogás como parte de un plan de ampliación para satisfacer las necesidades de sus clientes. La nueva instalación estará operativa a finales de año. Hjordnära produce productos lácteos ecológicos en conjunción con 7 granjas ecológicas un total aproximado de 1000 vacas, y es subsidiaria de Skånemejerier, una de las empresas más grandes del sector lácteo en Suecia. La planta usará estiércol como sustrato, y el biogas se usará para suministrar vapor al proceso.

miércoles, 19 de junio de 2013

Materia prima para el pellet

La materia prima para la planta de pellets es viruta y serrín secos (al 10‑12% de humedad) en un 30‑40%, procedentes de la remanufactura de la madera; serrín húmedo, en un 50%, procedente del aserrado de la madera en verde, y serrín de otros aserraderos, unas 400‑1.000 t/mes. El objetivo de la empresa es claro: sacar el mayor rendimiento posible de la madera que se corta. “Antes de derivar cualquier resto a pellet, nos aseguramos de que no tenga ningún otro uso mejor”, explica Matías. El aserradero cuenta desde hace año y medio con una línea de optimizado automático que analiza cada tabla y la procesa para obtener la mejor relación posible de productos y minimizar el desperdicio (4% en esta fase). Uno de los procesos que mayor volumen de viruta seca genera es la fabricación de machimbres para techos. Las tablas aún sin clasificar, tal cual llegan del secadero, entran en una máquina que puede producir entre 1000 y 1500 kg/h de viruta. Unas 700 t/mes. La fabricación de hasta 300 productos distintos posibilita una enorme cantidad de materia prima para pellet, “mayor que si fabricásemos productos más sencillos”, explica Matías. “Nos especializamos en productos muy sofisticados; para llegar a este producto, la cantidad de desperdicio que se ge‑ nera es enorme; y la fabricación de pellets supone una sinergia muy buena”, afirma. Por otro lado, los restos grandes se astillan en una máquina que opera todo el día con un rendimiento de 1000 kg/h, con destino a la fábrica de pellets o a la cercana celulosa del Alto Paraná.

miércoles, 12 de junio de 2013

Abastecimiento asegurado

La empresa posee 5.000 Ha, 4.000 de las cuales están pobladas con Pinus taeda, especie de crecimiento rápido, originaria del sudeste de EEUU y muy difundida en la región. Cada año cortan 100.000 t en una superficie que ronda las 200 Ha, y que se encargan de repoblar junto a las nuevas superficies que hayan comprado. Todas sus plantaciones están certificadas bajo el sello FSC, lo que les garantiza comercializar sus productos sin problema en EEUU y Canadá. La producción de la industria ronda los 22.000 m3 /año de producto acabado, 1/5 o menos del volumen que se corta, según Matías. El resto es una ingente cantidad de subproducto que tiene varios destinos. Por un lado, la corteza y otros restos de mala calidad se utilizan como combustible en la caldera de 7,5 MW que genera vapor para el secado de la madera aserrada y en la caldera de 2,5 MW que alimenta el secadero de serrín, mientras que el serrín húmedo y la viruta y serrín secos constituyen la materia prima para fabricar el pellet.

miércoles, 5 de junio de 2013

Aserradero + pellets Aprovechamiento integral del recurso forestal

Perteneciente a una empresa familiar de origen alemán y larga tradición industrial, la fábrica de pellets Lipsia es la última actividad emprendida por el grupo. La planta está ligada al aserradero ubicado en Puerto Esperanza, en la región de Misiones, al norte de Argentina, y produce en la actualidad 15.000 t/año de pellet de alta calidad a partir de los restos de aserrado y remanufactura. M atias Baumgart, gerente del aserradero y de la planta de pellets, nos muestra cómo han cerrado el ciclo productivo aprovechando de forma eficiente los recursos disponibles.