miércoles, 19 de junio de 2013

Materia prima para el pellet

La materia prima para la planta de pellets es viruta y serrín secos (al 10‑12% de humedad) en un 30‑40%, procedentes de la remanufactura de la madera; serrín húmedo, en un 50%, procedente del aserrado de la madera en verde, y serrín de otros aserraderos, unas 400‑1.000 t/mes. El objetivo de la empresa es claro: sacar el mayor rendimiento posible de la madera que se corta. “Antes de derivar cualquier resto a pellet, nos aseguramos de que no tenga ningún otro uso mejor”, explica Matías. El aserradero cuenta desde hace año y medio con una línea de optimizado automático que analiza cada tabla y la procesa para obtener la mejor relación posible de productos y minimizar el desperdicio (4% en esta fase). Uno de los procesos que mayor volumen de viruta seca genera es la fabricación de machimbres para techos. Las tablas aún sin clasificar, tal cual llegan del secadero, entran en una máquina que puede producir entre 1000 y 1500 kg/h de viruta. Unas 700 t/mes. La fabricación de hasta 300 productos distintos posibilita una enorme cantidad de materia prima para pellet, “mayor que si fabricásemos productos más sencillos”, explica Matías. “Nos especializamos en productos muy sofisticados; para llegar a este producto, la cantidad de desperdicio que se ge‑ nera es enorme; y la fabricación de pellets supone una sinergia muy buena”, afirma. Por otro lado, los restos grandes se astillan en una máquina que opera todo el día con un rendimiento de 1000 kg/h, con destino a la fábrica de pellets o a la cercana celulosa del Alto Paraná.

No hay comentarios:

Publicar un comentario